domingo, 26 de septiembre de 2010

Madame Butterflay, así me llamaba de niña una persona que amaba la opera y decía que yo parecía asiatica...

¿Tendrá algo que ver con lo que hago